Campaña Católica de Arkansas a Compartir de 2019

Published: February 2, 2019

El Obispo Anthony B. Taylor grabó la siguiente homilía sobre la Campaña Católica de Arkansas a Compartir, la cual se escuchó en todas las Misas en Arkansas, el 2 y 3 de febrero, 2019.

Descargar MP3 en su dispositivo


Obispo Taylor

Este fin de semana inició el sábado por la mañana con la fiesta de la Presentación del Señor, también conocida como el Día de la Candelaria ya que muchas parroquias bendicen velas en esta fiesta.

El 2 de febrero fue elegido para esta fiesta porque la presentación del niño Jesús en el Templo por la sagrada familia habría ocurrido 40 días después del nacimiento de Jesús, el día en que la luz divina comenzó a brillar en las tinieblas de un mundo muy oscuro … de ahí la bendición de las velas.

Y, ¿acaso no es cierto que este año pasado hemos experimentado varios capítulos perturbadores de esta lucha continua entre la luz y las tinieblas? Pero como proclamamos en Navidad y vemos en cada Pascua, la luz de Cristo es más poderosa que cualquier tiniebla que podamos enfrentar.

Ordenamos ocho nuevos sacerdotes en 2018, seis el año antepasado y dos más este año — 16 nuevos sacerdotes en menos de tres años … ¡la luz es más fuerte que las tinieblas. Actualmente contamos con alrededor de 60 hombres de todo el estado en formación para convertirse en diáconos, lo cual pronto duplicará la cifra de diáconos permanentes que tenemos en ministerio activo … ¡la luz es más fuerte que las tinieblas.

La mayoría de ustedes sabe de años anteriores que mi mensaje para ustedes en este tiempo del año se trata sobre nuestra campaña anual de CASA — Campaña Católica de Arkansas a Compartir.

Como ustedes saben, nuestra diócesis y la Iglesia en general hemos atravesador por nuestro propio tramo de tinieblas este año pasado, y hay heridas que queremos ayudar a sanar, tinieblas que queremos ayudar a disipar, errores que queremos ayudar a corregir.

Debido a que la pregunta está sin duda en la mente de algunos de ustedes, necesito iniciar aclarando que ningún dinero que ustedes contribuyen a CASA es utilizado para proveer ayuda a aquellas víctimas que estamos ayudando aquí en Arkansas — ese apoyo económico llega desde otras fuentes diocesanas, y no de CASA.

Los gastos generales de la diócesis se cubren mediante los ingresos de las inversiones, una evaluación fiscal pagada por cada parroquia y misión (de hecho un impuesto diocesano), reclamos de seguro, legados de diferente tipo, etc. ... múltiples fuentes de ingreso.

Los fondos de CASA se utilizan para los propósitos mencionados en su sobre de promesa. La mayoría sufraga las operaciones continuas de la diócesis — por ejemplo, todas las oficinas que proveen servicios que exceden lo que la mayoría de las parroquias pueden proveer a nivel local: cocaciones, caridades Católicas, nuestros programas de formación en la fe, escuelas Católicas, ministerio Hispano, nuestro programa de formación diaconal, nuestro tribunal, nuestras actividades pro-vida y muchos más.

Ordenamos ocho nuevos sacerdotes en 2018, seis el año antepasado y dos más este año — 16 nuevos sacerdotes en menos de tres años … ¡la luz es más fuerte que las tinieblas.

Actualmente contamos con alrededor de 60 hombres de todo el estado en formación para convertirse en diáconos, lo cual pronto duplicará la cifra de diáconos permanentes que tenemos en ministerio activo … ¡la luz es más fuerte que las tinieblas.

El Edificio Fletcher ya ha sido remodelado, en parte con dinero de CASA, y está funcionando completamente ahora, patrocinando retiros y otras actividades que sirven para construir la fe … ¡aquí también la luz es más fuerte que las tinieblas. Y podría dar más ejemplos.

Una descripción más completa sobre las muchas maneras en que sus donaciones a CASA son utilizadas para construir la Iglesia en Arkansas puede encontrarse en la edición del periódico Arkansas Catholic de esta semana. Si aún no están suscritos, por favor subscríbanse. Los sobres para suscribirse serán proporcionados junto con su tarjeta de promesa de CASA que completarán durante esta Misa.

En nuestra diócesis pedimos que den 1 por ciento de su ingreso bruto a CASA. Por ejemplo, si ustedes ganan $50,000 por año, comprométanse a dar $50 por mes por los próximos 10 meses y eso será 1 por ciento de su ingreso.

Si todos participan, beneficiaremos vidas por muchos años. ¡Gracias por su generosidad en el pasado y gracias de antemano por una respuesta aún más generosa este año.

Esta es una manera en que ustedes pueden ser una luz que brilla en las tinieblas aquí en Arkansas hoy. Por favor acompáñenme para hacer no solamente de CASA sino también de todo este año una bendición compartida para todos.