2021 — Teología II

Emmanuel Torres, Iglesia de San Eduardo, Little Rock

Atiende el Seminario de San Meinrad, St. Meinrad, Indiana

Empecé a considerar el sacerdocio cuando conocí a dos seminaristas en mi parroquia. Vi algo especial en ellos que despertó una curiosidad en mí, para pensar en mi vocación.

Empecé a discernir el sacerdocio cuando asistí el retiro de la Diócesis de Little Rock, Vengan y Vean. Después del retiro, hablé con el Mons. Friend y aceptó ser mi director espiritual durante dos años.

Después de los dos años, me invitó a ingresar en la Casa del Discernimiento, ahora llamada Casa de Formación. Tomé tres años de filosofía en St. Gregory's en Oklahoma y me gradué con una licenciatura en trabajo social de la Universidad de Arkansas en Little Rock.

Luego me mudé a St. Meinrad en Indiana. Terminé mi último año de filosofía y ahora estoy estudiando teología. ¡Cuando termine la teología, si Dios quiere, será mi ordenación!

En el seminario, antes de comenzar las clases, tenemos una intensiva semana espiritual. El rector del seminario nos dijo que "ya no es el momento de discernir, es hora de que se formen como sacerdotes, se formen como el tipo de sacerdote que quieren ser.

En el proceso, Dios te hará saber si eres llamado al sacerdocio". Constantemente pienso en sus palabras, en mis oraciones, en mi escuela y en mi ministerio. Veo la ordenación muy cerca; es una mezcla de sentimientos. Estoy nervioso pero al mismo tiempo feliz, muy feliz.

El año pasado, trabajé en el Club de Niños y Niñas en Evansville, Indiana. Tuve la oportunidad de estar con niños de entre seis y trece años. Estuve allí para jugar con ellos, pero más que nada para estar con ellos.

Escuché algunas de sus historias y me sorprendí al saber que algunos de ellos tienen una vida muy difícil a una edad tan joven. Me alegra haber podido pasar tiempo con ellos y poder hacer una pequeña diferencia en sus vidas.

Este verano, me asignaron a las iglesias de Santa María en Batesville y Santa Cecilia en Newport. Estoy muy feliz de poder pasar un verano con estas dos comunidades. El padre Stephen Gadberry me dijo "estás listo para probar el trabajo de un sacerdote". Estoy emocionado de aprender y crecer en estas dos parroquias.

Por favor, oren por mí y mis hermanos seminaristas, por nuestra vocación. Oren para que seamos formados para ser buenos sacerdotes, para ver a Dios en cada persona que encontremos. Gracias por todas sus oraciones y su apoyo.