Obispo celebrará Misa de las Almas 2021

Publicado: October 27, 2021

Dales, Señor, el descanso eterno. Y brille para ellos la luz perpetua.
Y que las almas de todos los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz. Amén.

In English

El Obispo Anthony B. Taylor celebrará la Misa del Día de Todas las Almas anual en el Cementerio Calvary a las 9:30 a.m. el martes, 2 de noviembre. Está ubicado en la esquina entre la Avenida Wright y la Calle South Woodrow en Little Rock. Obtenga indicaciones de manejo desde su ubicación. La entrada principal está por la Avenida Bussey Charles. En caso de que llueva, la Misa será celebrada en la Catedral de San Andrés en Little Rock a las 10 a.m. Para más información, comuníquese con Tricia Gentry, directora de oficina del Cementerio Calvary, al (501) 664-0340, Ext. 418.

La Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos, o Día de Todas las Almas, es un día de fiesta dedicado a rezar por todos aquellos que han fallecido y que se encuentran en el purgatorio. Las almas en el purgatorio “todavía no han sido purificadas” para poder entrar al cielo. Dicho esto, la Iglesia enseña que aquellos en el purgatorio entrarán al cielo finalmente y nuestras oraciones les ayudan para que lleguen allí.

“Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo”. (Catecismo de la Iglesia Católica, Núm. 1030) Nuestras oraciones pueden ayudarles a “expiar sus pecados y entrar al cielo”. Es por eso que las parroquias católicas celebran Misas el Día de Todas las Almas, llevan a cabo servicios de oración especiales y horarios para la adoración, bendicen tumbas, rezan el rosario en procesión en los cementerios y colocan fotos de seres queridos fallecidos cerca del altar en la iglesia.

El Día de Todas las Almas no debe ser confundido con el Día de Todos los Santos, que es celebrado el 1º de noviembre. El Día de Todos los Santos es la fiesta donde celebramos a aquellos que han muerto y han ido al cielo. Nosotros, los fieles en la tierra, celebramos su triunfo y buscamos aprender de su ejemplo sobre lo que significa vivir vidas santas. También les pedimos que rueguen por nosotros para que podamos llegar al cielo de igual manera. Para aprender más sobre el Día de Todas las Almas, lea ¿Por qué y para qué rezar por las almas benditas del Purgatorio?