Ascensión 40 días después de Pascua

Publicado: May 21, 2020

In English

"Acercándose, Jesús les dijo: 'Yo he recibido todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo.'" (Mateo 28,18-20).

La Ascensión del Señor celebra la ascensión de Jesús al cielo y su regreso glorioso a la derecha del Padre. Ocurrió 40 días después de su resurrección de la muerte. Este año, el Jueves de la Ascensión es el 21 de mayo. Sin embargo, en la mayoría de las provincias y diócesis en los Estados Unidos, incluyendo la Diócesis de Little Rock, esta fiesta será celebrada el domingo, 24 de mayo.

“La elevación en la Cruz significa y anuncia la elevación en la Ascensión al cielo. Es su comienzo. Jesucristo, el único Sacerdote de la Alianza nueva y eterna, ‘no penetró en un Santuario hecho por mano de hombre … sino en el mismo cielo, para presentarse ahora ante el acatamiento de Dios en favor nuestro’.

"En el cielo, Cristo ejerce permanentemente su sacerdocio. ‘De ahí que pueda salvar perfectamente a los que por él se llegan a Dios, ya que está siempre vivo para interceder en su favor’. Como ‘Sumo Sacerdote de los bienes futuros’, es el centro y el oficiante principal de la liturgia que honra al Padre en los cielos” (Catecismo de la Iglesia Católica, núm. 662).

Fue la ascensión de Cristo lo que hizo posible el Pentecostés. “Les conviene que yo me vaya, porque mientras yo no me vaya el Espíritu Santo no vendrá a ustedes”, Jesús dijo a sus discípulos (Juan 16,7).