Preguntas Frecuentes

In English

Lo siguiente responde a las preguntas frecuentes sobre la divulgación de nombres de clérigos sobre quienes acusaciones de abuso sexual de un menor han sido admitidas, corroboradas o que se han determinado o considerado creíbles en la Diócesis de Little Rock el 10 de septiembre, 2018. Para más información, vea la declaración del obispo o comuníquese con nosotros.


1. ¿Qué pasa si yo o alguien que conozco ha sido abusado sexualmente por un sacerdote, diácono, u otro personal de la Iglesia?

R: Si tiene causa razonable para sospechar que un niño ha sido abusado por cualquier persona, por favor comuníquese a las autoridades civiles llamando a la Línea de Emergencia de Abuso Infantil del Estado de Arkansas (800-482-5964). Si el abusador es un sacerdote, diácono, o miembro del personal de la Iglesia, por favor luego comuníquese o envíe un correo electrónico a nuestros contactos diocesanos: Diác. Matthew Glover, canciller para asuntos canónicos (501) 664-0340, Ext. 361; o los Laura Gottsponer, LCSW, coordinadora de asistencia para víctimas, al (501) 664-0340, Ext. 425.


2. ¿Por qué se está revelando esto ahora?

R: Tras la publicación del informe del gran jurado en Pensilvania, las personas comenzaron a preguntar sobre la existencia de tales casos en Arkansas. El Obispo Taylor cree que el pueblo tiene el derecho a saberlo, así que él pidió que se hiciera un revisión de expedientes diocesanos de los sacerdotes que han servido en Arkansas durante los últimos 70 años, y ahora él está publicando los hallazgos de esta revisión preliminar.


3. ¿Por qué no se reveló esto antes?

R: De hecho, cuando él era Obispo de Little Rock, el ahora Arzobispo Sartain reveló públicamente una cifra similar en 2004 después de la crisis de abuso sexual en Boston en 2002, pero sin revelar los nombres de los abusadores reconocidos en el transcurso de los 50 años anteriores en aquel entonces (ver “Un informe Pastoral al pueblo de la diócesis”, Arkansas Catholic (Feb. 21, 2004)). El motivo por el cual nuestra cifra en 2018 es tan similar es porque no ha habido más casos de abuso de menores reportados que hayan ocurrido desde entonces. Continuamos recibiendo acusaciones creíbles de abuso, pero hasta ahora todas estas han sido por crímenes que ocurrieron antes del 2002.


4. ¿Cómo manejaron los obispos de la Diócesis de Little Rock las acusaciones que recibieron en el pasado?

R: Arzobispo Sartain (2000-2006), Mons. Hebert (administrador 2006-2008) y Obispo Taylor (2008 – presente) actuaron decisivamente cada vez que recibieron acusaciones — y todos los casos corroborados de ofensas cometidas desde 2002 han incluido mala conducta con adultos o actos imprudentes que no llegaron al nivel de abuso sexual (i.e. crímenes no cometidos contra niños). La manera en que las acusaciones fueron manejadas por el Obispo McDonald 1972-2000) y Obispo Fletcher (1946-1972) está actualmente bajo revisión, especialmente ya que ellos sirvieron antes de la implementación del Estatuto para la Protección de Niños y Jóvenes de 2002, y la mayoría de los casos reconocidos ocurrieron durante su cargo.


5. ¿Quién tomó la decisión de publicar esta lista?

R: La decisión la tomó el Obispo Taylor, después de consultar con y recibir recomendaciones de la Junta de Revisión Diocesana.


6. ¿Cómo se desarrolló esta lista?

R: El Obispo Taylor pidió una investigación y revisión interna de todos los expedientes de personal del clero sobre quienes sabíamos o de quienes sospechábamos que habían sido acusados creíblemente de abuso sexual infantil. Esa información luego se compartió con la Junta de Revisión Diocesana, que recomendó su publicación.


7. ¿Qué esfuerzos de investigación adicionales está llevando a cabo la Diócesis?

R: La diócesis ha contratado a la Dra. Kathleen McChesney su firma, Kinsale Management Consulting, para conducir una revisión independiente de nuestros expedientes Diocesanos. Ese proceso ocurrirá en el transcurso de este otoño, y esperamos poder publicar los resultados en diciembre. La Diócesis también continuará su propia revisión e investigación interna de todos los expedientes del personal del clero. La Diócesis presentará los resultados de esa información a la Junta de Revisión Diocesana, que luego hará recomendaciones al Obispo Taylor sobre si hay o no acusaciones creíbles adicionales para ser publicadas. Esta lista entonces será actualizada con cualquier acusación creíble adicional.


8. ¿Estarán investigando la oficina de la Fiscal General u otras autoridades civiles?

R: La Diócesis ya se comunicó con la Fiscal General de Arkansas y ha compartido la lista y nuestros planes de una investigación externa adicional por parte de Kinsale Management Consulting, al igual que investigaciones internas continuas. La Diócesis ha expresado a la Fiscal General que está preparada para cooperar plenamente con cualquier investigación que ella pueda solicitar.


9. ¿Contiene esta lista todos los nombres de clérigos que han sido acusados creíblemente de abuso sexual infantil?

R: La lista contiene todos los nombres de aquellos clérigos a quienes hemos podido identificar hasta la fecha. Esta es una lista preliminar, basada en nuestra revisión preliminar inicial y examen de expedientes.


10. ¿Qué ayuda ofrece la Diócesis de Little Rock a las víctimas reconocidas?

R: La Diócesis automáticamente cubre todo el costo de consejería y cuidado psicológico que busque cualquier víctima, incluyendo a los miembros de su familia inmediata, si así lo desean. También cubre otros gastos y necesidades según cada caso, incluyendo las necesidades que no están necesariamente relacionadas directamente al abuso que la víctima sufrió. Además, en cada caso, la diócesis ofrece una reunión pastoral para pedir perdón a nombre de la Iglesia y para ayudar en el proceso de sanación.


11. Además de ofrecer cuidado pastoral y cubrir los gastos de consejería, ¿qué otros pasos toma la diócesis cuando se recibe una acusación de abuso de un menor?

R: Si hubiese causa razonable para sospechar que un niño ha sido abusado, se notifica a las autoridades judiciales primero. La diócesis coopera plenamente con cualquier investigación judicial. Al concluir cualquier investigación judicial, o si no fuese posible una investigación criminal, entonces la diócesis lleva a cabo su propia investigación, que incluye la posibilidad de contratar a un investigador independiente. Los resultados de la(s) investigación(es) se presentan a la Junta de Revisión Diocesana para determinar la credibilidad de las acusaciones y para hacer recomendaciones al obispo. El obispo toma una decisión basándose en la investigación y en la recomendación de la junta. Si se determina que las acusaciones son creíbles, el acusado es removido inmediatamente del ministerio. Si el acusado es un sacerdote, el obispo entonces coordina con el Vaticano para llevar a cabo un juicio canónico completo – y si ese juicio corrobora las acusaciones, entonces él será colocado en oración y penitencia permanente o laicizado en un proceso a través del Vaticano.


12. ¿Qué significa el término “determinado o creíble”?

R: Cuando se recibe una acusación de abuso sexual de un menor cometido por personal de la Iglesia, el primer paso es determinar si el(los) incidente(s) pudo o no haber ocurrido tal como se describe. Por ejemplo, si se recibe una acusación indicando que un sacerdote en particular abusó de un menor en una parroquia en particular en un año en particular — pero ese sacerdote no estuvo en esa parroquia o no estuvo en el país en ese momento o ni siquiera había sido ordenado en ese momento — entonces esta acusación en particular no puede ser creíble. Por otro lado, si el(los) incidente(s) pudo haber ocurrido tal como se describe, la diócesis lleva a cabo una investigación tal como se describe anteriormente, y la junta de revisión (cuyos miembros actúan como consejeros independientes para el obispo) hace recomendaciones para determinar si la acusación es creíble o no. Al llegar a esta recomendación, la junta de revisión considera varios factores, incluyendo pero no limitándose a: si hay o no otras acusaciones similares; si las acusaciones son o no de primera mano (a diferencia de segunda o tercera mano); si hay o no cualquier evidencia archivada u otro testimonio que corrobore o respalde la acusación; la credibilidad del denunciante; y si el acusado ha admitido o no culpabilidad.


13. ¿Qué significa el término “considerado creíble”?

R: Hay algunas acusaciones en esta lista que no fueron reportadas a la diócesis hasta después de que el sacerdote falleció, algunas veces muchos años después del fallecimiento de ese sacerdote, limitando así la capacidad de la diócesis de llevar a cabo una investigación a fondo y darle al sacerdote una oportunidad para responder. En tales situaciones, una “determinación” de credibilidad tal vez no sea posible. Sin embargo, en algunos casos la diócesis considera creíbles algunas de esas acusaciones y ha ofrecido cuidado pastoral y consejería a las víctimas, basado en varios factores. Tales factores incluyen, pero no se limitan a: si hay o no información archivada que corrobore o respalde la acusación; si las acusaciones son o no de primera mano (a diferencia de segunda o tercera mano); si hay o no más de una acusación con características similares; y la credibilidad de los denunciantes.


14. ¿Qué significa el estatus “oración y penitencia permanente”?

R: Un sacerdote puede ser colocado en oración y penitencia permanente mediante un proceso canónico autorizado por el Vaticano. Este estatus aplica a un sacerdote que ha sido removido permanentemente de todo ministerio público mientras sigue siendo un sacerdote. No se le permite administrar los sacramentos, vestir atuendo clerical o presentarse públicamente como sacerdote. Se le pide que rece por sanación y haga penitencia a nombre de aquellos que han sido abusados. Un sacerdote en esta categoría es visitado regularmente por un supervisor de cumplimiento con experiencia profesional en supervisión de este tipo.


15. ¿Qué significa “laicizado”?

R: Un sacerdote o diácono “laicizado” ha sido removido del estado clerical y devuelto al estado laico. Él ya no es considerado o tratado como un sacerdote o diácono. La “laicización” es un proceso canónico a través del Vaticano.


16. ¿Cuál es la definición de un menor para los propósitos de esta lista?

R: Cualquier persona menor de 18 años de edad en el momento cuando ocurrió el abuso.


17. ¿Reciben los clérigos en esta lista apoyo económico?

R: Ninguno de los clérigos en esta lista recibe algún apoyo económico de parte de la diócesis. Sin embargo, incluso después de que un sacerdote es laicizado, dependiendo de las circunstancias el Vaticano puede solicitar que la diócesis ayude a garantizar que se proporcione para las necesidades básicas del sacerdote (i.e. seguro médico o un pequeño apoyo de jubilación).


18. ¿Cuánto ha pagado la diócesis en acuerdos y apoyo para las víctimas en el transcurso de los años y de dónde proviene ese dinero?

R: De acuerdo al informe al final del año fiscal 2018-2019, la diócesis ha pagado $790,000 para resolver reclamos hechos por 5 individuos que alegan abuso por parte del P. John McDaniel. De esa cantidad, la compañía de seguro de la diócesis pagó $250,000 y los $540,000 restantes se pagaron del fondo de seguro de la diócesis. La diócesis planea actualizar las cantidades que se han pagado en acuerdos al final de cada año fiscal.


19. ¿Qué pasos está tomando la diócesis para prevenir el abuso sexual de menores por parte del personal de la Iglesia?

R: La Diócesis de Little Rock cuenta con un Programa de Ambiente Seguro con capacitación, políticas, y procedimientos diseñados para prevenir y reconocer las señales de abuso sexual de menores. La Diócesis revisa antecedentes criminales de clérigos, religiosos y religiosas, empleados y voluntarios que tienen contacto frecuente con menores. Y también se requiere que estas personas asistan a un taller de capacitación para reconocer y responder a las posibles señales de abuso sexual de menores. Finalmente, en todas nuestras escuelas y programas de educación religiosa parroquial, los menores reciben educación de acuerdo a su edad para que ellos sepan cómo ayudar a crear un ambiente seguro para ellos mismos, y qué pueden hacer cuando sientan que un ambiente en particular no es seguro.