2022 — Teología I

Jaime Nieto, Iglesia de San Rafael, Springdale

Atiende el Seminario de la Asunción en San Antonio, Texas

"'... Pero, Señor mío, yo no sé expresarme, porque apenas soy un muchacho. ...'" (Jeremías 1,6).

Han pasado cuatro años desde que respondí al llamado del Señor para seguirlo. A través de estos cuatro años he aprendido, crecido y madurado. El Señor ha trabajado conmigo de muchas maneras. Hubo momentos en los que las luchas y los desafíos fueron difíciles, pero el Señor estaba allí y me fortaleció para seguir adelante.

Me llena de emoción comenzar mi formación teológica este otoño en el Seminario de la Asunción y la Escuela Oblata de Teología en San Antonio, Texas. Los estudios requieren cuatro años de formación antes de mis ordenaciones al diaconado y al sacerdocio.

Esta nueva etapa que estoy por comenzar tendrá muchos retos que me ayudarán a crecer, y estoy seguro de que habrán momentos difíciles, pero sé que podré superarlos con sus oraciones. Sus oraciones son un pilar importante en mi formación y sé que me fortalecerán. Todos ustedes han sido una parte indispensable en este camino; un camino de amor sacrificial, al cual el Señor me está llamando.

Este verano trabajaré en cuatro sesiones con los equipos de evangelización. Comenzaré mis tareas en la iglesia de Santa María en Arkadelphia y luego iré a Santa Teresa en Little Rock. También ayudaré con el Instituto de Verano de las Caridades Católicas.

Terminaré mis tareas de verano en la Iglesia de San Vicente en Rogers, y luego iré a Steubenville, Ohio con el grupo juvenil de Mena. Estoy más que entusiasmado de ir a todas estas comunidades y conocer a las personas que algún día podré servir como párroco.

Quiero agradecerles a todos por su apoyo y sus oraciones. Espero compartir con ustedes todas mis experiencias de mi primer año de estudios de teología. Que Dios los bendiga a todos ustedes por todo su apoyo para mí y para mis hermanos seminaristas. ¡Gracias una vez más y hasta pronto!