2026 — Filosofía II

Joseph Gabriel Jones, Catedral de San Andrés, Little Rock

Atiende la Casa de Formación en Little Rock

Yo sentí un llamado al sacerdocio cuando era muy joven. Durante mi año de kínder en la Escuela Primaria de San Patricio, nos dieron un examen oral sobre el Ave María y el Padre Nuestro. Después de recitar las oraciones, mi maestra me preguntó cómo y por qué sabía las oraciones tan bien.

Mi respuesta fue: "Tengo que conocerlos. Voy a ser sacerdote". Mi maestra se rió y pensó que era gracioso que un niño de cinco años quisiera ser sacerdote. Sin embargo, nunca pensé que fuera gracioso, porque en mi corazón sabía que quería ser sacerdote y servir a Dios.

El sentimiento de saber que Dios me estaba llamando a una relación más profunda con él duró a través de mi juventud. Durante la primaria y en el principio de la preparatoria seguí pensando sobre el sacerdocio; pero, en realidad, no le presté mucha atención. No haría caso de esas ideas, o simplemente las ignoraría.

En el tercer año de preparatoria, sentí el deseo de tener una relación personal con Dios. Siempre había ido a Misa los domingos y había tratado de ser una "buena persona", pero sentía que algo faltaba. Me di cuenta de que lo mejor que podía hacer con mi vida era hacer lo que Dios quisiera que hiciera. Esto me llevó a comenzar a prestar atención a esos pensamientos de ser sacerdote.

Decidí ir al retiro diocesano de Vengan y Vean. Conocí a varios seminaristas y vi que eran personas como tú y yo. A través de la oración y los encuentros con los seminaristas en el retiro, sentí una invitación, una invitación de vivir para Cristo y para los demás.

Durante este año pasado, he estado viviendo en la Casa de Formación en Little Rock. Me encanta poder vivir y rezar con todos los otros seminaristas. Vivir en una comunidad es una bendición. Todos venimos de diferentes orígenes, pero todos estamos en busca de lo que Dios ha planeado para nuestras vidas.

Si desea comunicarse con Joseph Jones, por favor envíe un correo electrónico a Miriam Gallaher en la Oficina de Vocaciones o llámela al (501) 664-0340. Este artículo fue publicado el 17 de septiembre de 2019. Derechos de autor Diócesis de Little Rock. Todos los derechos son reservados. Este artículo podrá ser copiado o redistribuido con reconocimiento y permiso del editor.